Meditar

“La palabra “Meditar” viene del latín “mederi” que significa cuidar o tratar, y que da origen a las palabras médico y medicina.

La meditación provee un remedio para la mente agitada o confusa. Nos permite entrar en contacto con nuestro ser interior, y utilizar nuestra mente totalmente a nuestro favor, elevándonos al contacto con lo divino y a irradiar claridad, paz y felicidad a nuestras vidas, y a nuestro entorno.

Nuestra recomendación es aprender a meditar tomando el curso básico de Raja Yoga. Pero aquí encontrarás recursos para ¡meditar ya!

Raja Yoga

“Raja” significa rey o soberano, y “Yoga” significa unión. La meditación Raja Yoga nos pone en conexión cercana con nosotros mismos, en nuestro estado original - con el que hemos perdido contacto -, volviéndonos nuevamente soberanos de nuestras vidas. De forma progresiva, nos ayuda a tener mayor control y dirección sobre nuestros pensamientos y sentimientos, y en consecuencia, sobre nuestras palabras y acciones

Es una forma de meditación accesible a las personas de todos los orígenes, religiones, profesiones, etc. Es universal, sin rituales o mantras y puede practicarse en cualquier lugar y en cualquier momento.

Se practica con los ojos abiertos, lo cual hace de esta meditación un método para cualquier lugar o momento, sencillo y fácil de practicar.

La conciencia espiritual nos da el poder para elegir pensamientos buenos y positivos, en lugar de aquellos que son negativos o inútiles.

Comenzamos a responder a las situaciones, en lugar de simplemente reaccionar ante ellas. Comenzamos a vivir en armonía, creamos mejores relaciones, más felices y sanas, y cambiamos nuestras vidas en una manera más positiva.

Te animamos a que experimentes ahora mismo con un ejercicio de meditación para que puedas comprobar personalmente sus amplios beneficios. Para ello te sugerimos que sigas las siguientes pautas:

1. Busca un lugar tranquilo, si es posible sin ruidos y actividad.

2. Siéntate en una posición cómoda y relajada, y asegúrate de que la espalda esté recta.

3. Elige una de las meditaciones guiadas y escúchala, procurando mantener atención completa durante el ejercicio.

Meditaciones de 1 minuto

Meditaciones de 10 minutos

Meditaciones de más de 10 minutos